Etiquetas

La iglesia de Santa María de Sebrayo (“iglesiona” para los vecinos) está algo escondida, pero preguntado se termina encontrando. Se encuentra muy cerca del albergue de peregrinos, donde siempre hay alguien para ayudar.

Se trata de un edificio románico, del siglo XIII, con planta rectangular de una sola nave y cabecera cuadrada de menor altura. Posteriormente se le añadieron el pórtico, cerrado en los pies y abierto en el lateral sur, y una sacristía adosada en la pared norte. La espadaña, fechada en 1905, consta de dos huecos y está rematada con pirámides.

Junto a ella, dos tejos de gran tamaño, pero no de muy buen estado. El día era oscuro en las fotos no son de gran calidad, pero ahora que conocemos el camino volveremos en otra ocasión.