Etiquetas

Junto a la ermita de San Antonio de Padua, se encuentra el joven tejo, protegido, pero con difícil pronóstico.

A su lado,  un anciano castaño, siendo útil hasta el último momento y una extraña y florida planta que resultó se un Zumaque de Virginia (Rhus typhina) nada propio de estos lugares.

Un poco más abajo, otro más lustroso nos hace concebir esperanza.